Pagos PSE

Procedimientos Estéticos

Otoplastia

Otoplastia

Este procedimiento, conocido como Otoplastia, se realiza generalmente en niños y adolescentes, quienes con frecuencia se sienten y se ven "extraños" o son ridiculizados por otros debido a su aspecto de orejas prominentes, desplegadas o desenrolladas, ya sea por estar muy separadas del la cabeza o por la ausencia de algún relieve anatómico.   Se recomienda que los padres estén atentos, acerca de lo que significa para sus hijos el hecho de tener orejas "grandes o prominentes", consientes que existe solución si se observa que hay complejos o angustia en relación con esta característica tan notoria.   La cirugía se realiza abordando la oreja desde su cara posterior y a través de ella podemos reubicar la oreja y/o modificar las alteraciones de sus relieves. La otoplastia o remodelación de las orejas, es un procedimiento a través del cual el pabellón auricular es moldeado modificando las características de la piel y cartílago que constituyen la oreja.   La Otoplastia se realiza bajo una neuroleptoanalgesia ligera (sedación) y una infiltración de anestesia local (cuyos efectos se mantienen tres o cuatro horas). Son raros los casos en que se utiliza la Anestesia General. La duración de la intervención es de unas 2 horas. La incisión se disimula en el pliegue retroauricular. Se realiza despegamiento de la zona cutánea hasta el cartílago del helix, resección de la protuberancia del contorno del tubérculo de Darwin, se resalta el pliegue del antihelix mediante sutura transcartilaginosa. Si hay exceso de concha, preferimos realizar resección parcial del músculo oblicuo temporal hasta región ósea mastoidea y posicionar la concha sin tracción. Se termina la intervención con una sutura intradermica y un vendaje compresivo.   PERIODO POST-OPERATORIO Es habitual una corta estancia en la clínica (2-3 horas) antes de que el paciente regrese a su casa. El vendaje compresivo debe llevarse hasta que se retiran las suturas a los 10-12 días. Las curas se realizan a los 4, 8 y 12 días. Después de retirar las suturas el paciente puede realizar una vida normal pero debe de llevar una banda de orejas para dormir durante el primer mes, con el fin de evitar una mala posición de las orejas durante el sueño nocturno.   COMPLICACIONES Y SECUELAS Las complicaciones son raras y se previenen realizando una técnica quirúrgica rigurosa, con resultados siempre satisfactorios. Al mismo tiempo se previene de esta forma la aparición de secuelas. Es habitual la aparición de un edema que desaparece en pocos días. Es raro la aparición de hematoma, infección y pericondritis.   Las secuelas que pueden aparecer consisten en hipocorrección, que suele ser mas evidente para el cirujano que para el paciente, cicatrices hipertróficas y queloides en las líneas de incisión.