Pagos PSE

Procedimientos Estéticos

Lipo abdominoplastia

Lipo abdominoplastia

La Dermolipectomia Abdominal o Abdominoplastia es el procedimiento que lleva a cabo el cirujano plástico, con el propósito de recuperar las características atractivas y juveniles del abdomen, en la mayoría de los casos en pacientes que han tenido uno o más embarazos y como consecuencia de esto, aumento de peso, flacidez muscular y de la piel, aparición de estrías y en general la perdida de gracia en esta zona, para dar lugar a características que desagradan a quienes les toca vivir esta experiencia.   El procedimiento quirúrgico desarrollado para corregir las deformidades estéticas de la pared abdominal, conocido como Abdominoplastia o Dermolipectomia Abdominal, ofrece resultados muy satisfactorios solo en aquellas pacientes con discretos depósitos de tejido graso, acompañados de flacidez en piel y músculos de esta zona.   Por otra parte, hasta hace relativamente poco tiempo, si una paciente acudía al cirujano plástico con deformidad en su abdomen, caracterizado por flacidez acentuada en su piel y en los músculos, pero además de esto con una capa considerable de tejido graso, las posibilidades de resolver todo esto simultáneamente y de manera totalmente satisfactoria, eran muy limitadas, ya que si se tenía demasiado tejido graso bajo la piel, este no se podía remover con Lipoescultura y simultáneamente realizar una Abdominoplastia convencional, en la cual se despega y desconecta la mayor parte de la piel, de los vasos sanguíneos principales que la nutren y oxigenan, lo cual generaría insuficiente circulación sanguínea.   En estos casos, con flacidez y exceso de tejido graso, no se podía hacer una lipoescultura como procedimiento único, ya que una vez retirado el exceso de tejido graso la piel quedaría excesivamente flácida, incluso irregular y colgante.   Ante esta situación, generalmente se planteaba una Dermolipectomia o Abdominoplastia convencional, en la cual se despega y se estira totalmente la piel y se reparan los músculos abdominales, pero la paciente se quedaba con una capa gruesa de tejido graso, la cual solo podía ser removida con seguridad, 4 a 6 meses después con una Lipoescultura. </